El entrenamiento al fallo muscular

El entrenamiento al fallo muscular

Existe una gran mitología en referencia al entrenamiento donde realizamos el fallo muscular, generada sobre todo por el deseo de aumentar la calidad y masa muscular o de reducir el porcentaje graso de nuestro cuerpo, por lo que a lo largo de nuestra vida enfocada al entrenamiento las definiciones a cerca del fallo muscular serán múltiples.

Intensidad, frecuencia y duración

Si definimos estos diferentes parámetros dentro del entrenamiento, la intensidad sería el porcentaje de esfuerzo momentáneo respecto al máximo que puede generar el individuo durante el ejercicio, la frecuencia sería el número el número de entrenamientos en un espacio determinado de tiempo, weider y frecuencia 2 son las más utilizadas dentro del fitness, y  la duración sería el tiempo total que dura un entrenamiento diario. Si se pudiera medir la intensidad momentánea durante el ejercicio, se vería que que al principio del mismo tendría unos niveles muy bajos pero que a medida que la serie va avanzando irá aumentando la intensidad.

A medida que aumentamos la intensidad del entrenamiento, es mayor el estimulo que le generamos a nuestro cuerpo para aumentar la fuerza, la resistencia o la flexibilidad según sea el objetivo que se esta buscando. Cuando se habla de fuerza, si somos capaces de llevar el músculo a la máxima intensidad que esta capacitado para soportar, independientemente de la duración de la serie o de si si realizan 5 o 10 repeticiones, estaríamos hablando del fallo muscular, que es el punto donde nos es imposible realizar una repetición más en esa serie, por lo que para evitar lesiones o malos movimientos, podríamos requerir a la ayuda de un compañero.

Entrenar al fallo muscular

El entrenamiento en el que realizamos el fallo muscular es un tipo de entrenamiento duro, que demanda un gran esfuerzo y una gran capacidad volutiva (voluntad y capacidad se sufrimiento) y por eso nos es tan productivo.

Si se termina una serie antes de llegar al fallo muscular se esta trabajando dentro de la capacidad de tu cuerpo, y solo crecerá por encima los niveles actuales de fuerza y tamaño si existe una causa suficiente para hacer que crezca. Si se es capaz de realizar durante una serie 10 repeticiones con un peso determinado y te quedas en ocho, únicamente lograrás mantener tu nivel de fuerza y volumen muscular, en ningún momento aumentara como queremos. Y para ello no importara el numero de series o de repeticiones que se hagan, ya que los efectos serán insuficientes. Ningún entrenamiento a baja intensidad y con un  entrenamiento con peso ligero podrá estimular el aumento de la fuerza. O lo que es los mismo, ninguna realización del ejercicio por debajo de tus posibilidades físicas conseguirá los beneficios que se buscan con el fallo muscular.

Los entrenamientos al fallo muscular son muy duros y a la vez pueden ser muy peligrosos, ya que el músculo esta cansado y el cuerpo pierde capacidades coordinativas que nos permiten ejecutar el movimiento con total confianza y seguridad. Para ello debemos realizar un calentamiento intenso, poco a poco ir incrementando los niveles de carga y conocer cuando nuestro cuerpo y músculos pueden realizar el movimiento con mayor o menor carga. Es por esto que se requiere un nivel de entrenamiento avanzado, a la vez que presencia de alguien que pueda ayudarnos e un momento comprometido, teniendo en cuenta que la cargas con las que realizamos los ejercicios de los entrenamientos son  muy elevadas.

El tiempo de descanso también es importante en este y en todos los tipos de entrenamiento. Por ello para aplicar la máxima intensidad posible en el ejercicio se debe de descansar entre series un tiempo pautado y no salirte de ese margen de tiempo para conseguir el objetivo.

 

 

Cerrar Menú
×

Carrito

Abrir chat