Control de activación para deportistas

 

El control de activación es el nivel general del organismo, la movilización de recursos ante una amenaza o una demanda física. Dependiendo de la persona tendrá un punto ideal de este control donde rendirá al máximo deportiva mente.

Control de activación

Un nivel bajo excesivo hará que no rindamos a nuestro máximo nivel y nuestra progresión sera nula, si es excesivo, nos altera, nos produce estrés y nos hace estar fatigados antes de hora.  Lo ideal sería un nivel moderado ya que nos facilitaría tanto la concentración coma la atención.  Cada persona es un mundo, hay personas que rinden mejor ya sea durante el entrenamiento o el día de competición cuando la situación esta muy tensa y están bajo presión, y hay otro tipo de personas que ante esta situación se bloquean. Por ello tu tienes que saber cual es tu punto de activación ideal para rendir al máximo nivel.

¿Como se puede averiguar cual es nuestro punto de nivel de activación ideal?

Sin duda la mejor forma es ensayo-error, ya que de esta forma el día que compitamos dependiendo del rival y estadio en el caso de deportes colectivos, grupo muscular en el caso de hipertrofia, pista en el caso de los tenistas, sabremos que grado de satisfacción obtienen durante el entrenamiento o partido. Por ejemplo hay personas que están más activadas el día que entrenan pectoral y bíceps que en cambio el día que entrenan cuadriceps y femoral. En el caso de deportes colectivos existen jugadores que cuando mejor rinden es en campo rival, con la afición en su contra y con el ambiente caldeado, pero en cambio hay jugadores que este tipo de situaciones les superan y no rinden a su mejor nivel. Este es el tipo de personas que necesitan un tipo ambiente más relajado para dar lo mejor de si. Todo esto se debe a un factor psicológico.

Regular la activación

-Bajar la activación:

La mejor técnica sin duda es la relajación. Una de las formas que más resultados esta consiguiendo es la relajación a partir de la respiración. Consiste en aprender a respirar con la parte baja de tus pulmones para así darle mayor oxigeno a la sangre y bajar los niveles de estrés.

-Subir la activación: puedes hacerlo de dos formas

Físicamente: calentar a un nivel fuerte aumentara tu activación, también se puede activar respirando deprisa, respirando con la parte de arriba de los pulmones

Psicológica mente: recuerda por lo que estás entrenando, tus objetivos deportivos. Por todo el sacrificio que has realizado para llegar hasta este punto, la motivación de esta forma llegará por si sola.

Control de activación para deportistas
El control de activación, el aspecto que marca la diferencia para llegar a lo más alto
Cerrar Menú
×

Carrito