Las articulaciones, tipos y funciones

Las articulaciones, tipos y funciones

Las articulaciones

Una articulación es una estructura anatómica mediante la cual se unen dos huesos, o un hueso y un cartílago. Para que estas estructuras cuenten con estabilidad cuentan con los ligamentos que unen los extremos óseos, y pueden realizar movimiento gracias a los músculos que se insertan en sus proximidades.

Resultado de imagen de articulaciones deportistas

 

 Funciones de las articulaciones

Las articulaciones cumplen las siguientes funciones en el organismo humano:

  • Permiten el movimiento. Sin la existencia de las articulaciones, el cuerpo humano sería una estructura rígida incapaz de convertir en movimiento la acción de los músculos esqueléticos.
  • Mitigan los movimientos repentinos y bruscos ya que ofrecen amortiguación gracias a los cartílagos. Se trata de revestimientos lisos y elásticos protegen las articulaciones ante cualquier movimiento y permiten que éste se produzca correctamente.
  • Ejercen una acción de soporte ya que están compuestas de importantes estructuras que realizan unos determinados movimientos e impiden otros. Es el caso de la rodilla, que permite el movimiento de adelante a atrás de la pierna, pero no hacia los lados. Toda articulación está protegida contra movimientos incorrectos y de esta protección se encargan algunas partes de la cápsula articular y los ligamentos.

Tipos de articulaciones

En el organismo humano existen multitud de articulaciones. Todas ellas se pueden clasificar en tres categorías diferentes:

Articulaciones inmóviles o sinartrosis: constituidas por dos extremos óseos más un tipo de tejido que une a estos elementos manteniendo la rigidez entre las piezas óseas. Este tipo de articulaciones se encuentran en el cráneo y en los huesos largos en crecimiento.

Las sinartrosis van a marcar puntos donde se produce crecimiento de los huesos. A su vez, este tipo de articulaciones se puede clasificar en dos tipos en función del tipo de tejido dispuesto entre los huesos:

  • Sinfibrosis o suturas, en las cuales hay tejido fibroso interpuesto.
  • Sincondrosis, en las cuales hay tejido cartilaginoso interpuesto. En personas adultas estas sinartrosis sufren procesos de osificación constituyendo las llamadas sinostosis.

Articulaciones semimóviles o anfiartrosis: son las que permiten leves movimientos y se pueden clasificar en dos tipos:

  • Sínfisis: aquellas donde los extremos óseos están unidos por un disco de tejido fibrocartilaginoso.
  • Sindesmosis: aquellas en las que las piezas óseas son mantenidas en posición por una membrana o ligamento interóseo de tipo fibroso.

Articulaciones móviles, sinoviales o diartrosis: son articulaciones móviles cuya diferencia con las semimóviles es la presencia de una membrana sinovial y de un espacio o cavidad articular entre los extremos de los huesos. Existen 6 tipos diferentes:

  • Articulaciones esféricas o enartrosis: cuentan con un segmento de esfera macizo que se corresponde o encaja con un segmento de esfera hueco. Por ejemplo, la articulación del hombro o la de la cadera. Las articulaciones esféricas permiten movimientos de:
    • Flexión
    • Extensión
    • Abducción
    • Aducción
    • Rotación
    • Circunducción

Son poliaxiales ya que presentan tres ejes de movimiento.

  • Articulación condílea o elipsoidal: son aquellas en las que un segmento elipsoide convexo se corresponde con una cavidad elíptica. Por ejemplo, la articulación radio-carpiana. Estas articulaciones permiten movimientos de:
    • Flexión
    • Extensión
    • Abducción
    • Adducción
    • Circunducción

Sin embargo, no pueden realizar el movimiento de rotación.

  • Articulación en silla de montar, selar o de encaje recíproco: son las que presentan una superficie cóncava en un sentido y convexa en otro, y que se corresponde con otra recíproca encajando perfectamente. Es un ejemplo la articulación esterno-clavicular, en el tórax, o la trapeciometacarpiana de la mano. Pueden realizar movimientos de:
    • Flexión
    • Extensión
    • Aducción
    • Abducción
    • Circunducción

Son biaxiales.

  • Articulación en bisagra, gínglimo o troclear: en las de este tipo una superficie articular tiene forma de polea con un canal y dos vertientes, y se corresponde con una superficie opuesta. Es un ejemplo, la articulación húmero-ulnar. Permite solo movimientos de:
    • Flexión
    • Extensión

Son uniaxiales, por lo tanto, solo cuentan con un eje de movimiento.

  • Articulación trocoide o en pivote: permite únicamente movimientos de rotación, y consisten en un cilindro óseo que gira en un anillo osteoligamentoso. Es el caso de la articulación radio-ulnar proximal, o la atlantoaxial del cuello que nos permite girar la cabeza hacia los lados. Permite sólo la rotación axial, siendo por lo tanto uniaxiales.
  • Articulación plana o artrodia: presentan dos facetas óseas levemente cóncavas o convexas que se corresponden permitiendo sólo pequeños desplazamientos entre sí. Por ejemplo, las articulaciones entre los procesos articulares de las vértebras o las articulaciones intercarpianas.

Elementos de las articulaciones móviles o diartrosis

Las articulaciones móviles son aquellas que permiten una mayor variedad de movimientos, contando por lo tanto con mayor número de elementos o componentes que es necesario conocer para entender de manera más clara su funcionamiento.

Extremos óseos: pueden tener diferentes formas, y se encuentran cubiertos por el cartílago articular, hialino o fibroso según sea la articulación, dándoles un aspecto liso o pulido a la superficie articular.

Cápsula articular: estructura formada por tejido conectivo denso que rodea la articulación y le da estabilidad, firmeza y flexibilidad, uniéndose estrechamente a los extremos del hueso. En el interior de la cápsula articular se encuentra el líquido sinovial.

Membrana sinovial: Tejido que tapiza el interior de la cápsula articular y que está muy vascularizada. Va a producir el líquido sinovial que ocupa la cavidad articular lubricando los extremos óseos.

Contiene varios tipos de células, los sinovocitos de tipo A, células similares a los macrófagos que limpian los restos metabólicos presentes en la articulación, y los sinovocitos de tipo B que sintetizan ácido hialurónico, y mucina que proporciona al líquido sinovial viscosidad y propiedades lubricantes.

Meniscos, rodetes, y discos: se trata de tejido fibro-cartilaginoso de forma especial, presentes en algunas diartrosis. Los meniscos articulares en forma de placa cumplen la función de armonizar las superficies articulares y amortiguar presiones.

Los rodetes articulares son anillos ubicados en el borde de las cavidades articulares, como, por ejemplo, el acetábulo o la cavidad cotiloidea o la cavidad glenoidea en las escápulas, y cuya función es aumentar la profundidad de la cavidad y mejorar la retención de la pieza ósea de mayor movilidad de la articulación.

Ligamentos: haces de tejido conectivo que conectan un hueso con otro hueso que se encuentra próximo. El elemento básico de los ligamentos son las fibras de colágeno. Se pueden dividir en:

  • Intracapsulares, por ejemplo, los ligamentos cruzados de la rodilla, que están dentro de la cápsula articular.
  • Extracapsulares, que están ubicados por fuera de la cápsula articular y pueden ser ligamentos colaterales, situados en las caras medial y lateral de la articulación; ligamentos anteriores y posteriores, situados delante y detrás de la misma; y ligamentos anulares, alrededor de la articulación, de modo que sus fibras rodean, refuerzan y protegen la cápsula.

Además de los ligamentos, los tendones y músculos cumplen una función similar, manteniendo las superficies articulares en posición, permitiendo los movimientos fisiológicos de las mismas y limitando los movimientos anormales o lesivos.

Cartílago articular: cumple un papel muy importante en las articulaciones sinoviales como la rodilla y el hombro. Está formado por cartílago hialino que recubre la superficie de los huesos, con un espesor de entre 2 y 4 mm.

Tiene la función de transmitir y amortiguar las cargas, y de proporcionar una superficie adecuada para el deslizamiento de las superficies articulares. No presenta vascularización propia, por lo que toma las sustancias nutritivas del líquido sinovial.

Se trata de un tejido con poca capacidad de regeneración si sufre lesiones o desgaste por sobrecarga. Se encuentra compuesto por células especiales llamadas condrocitos rodeadas de matriz extracelular. Esta matriz extracelular está formada por agua, colágeno y proteoglicanos, que le otorgan resistencia a las fuerzas de compresión.

Líquido sinovial: se encuentra en pequeñas cantidades en el interior de la cápsula articular y empapa las superficies que forman la articulación. Su función es la de nutrir y lubricar el cartílago, disminuyendo el roce de las superficies articulares, facilitando de esta forma el movimiento. Es generado por la membrana sinovial y tiene un alto contenido en ácido hialurónico.

La cápsula, membrana sinovial y ligamentos presentan vascularización e inervación sensitiva y propioceptiva que informa al sistema nervioso central sobre el grado de tensión que está soportando la articulación.

Tipos de movimientos articulares

Las articulaciones sinoviales son capaces de realizar una amplia variedad de movimientos, como ya hemos visto al hablar de ellas. Estos movimientos son los siguientes:

Flexión: movimiento de aproximación de los huesos que forman una articulación. Es el caso de la articulación que permite un movimiento hacia delante de una parte corporal.

Extensión: movimiento de separación de los huesos que forman la articulación. Es el caso de la articulación que permite un movimiento hacia atrás de una parte corporal. Toda articulación que permite una extensión puede realizar una flexión.

Hiperextensión: movimiento en el cual el ángulo de los segmentos articulares excede de 180 grados o una línea recta.

Abducción: movimiento de separación de la línea central del cuerpo. Son las articulaciones que permiten un movimiento de alejamiento a izquierda o derecha.

Aducción: movimiento de aproximación a la línea central del cuerpo. Son las que permiten el movimiento de acercamiento desde la izquierda o derecha. Si una articulación puede realizar una aducción, también podrá realizar una abducción.

Rotación: la articulación permite giros en el eje del segmento corporal. Es el caso del movimiento de negación con el cuello.

Circunducción: cuando la articulación permite un movimiento circular de una parte corporal, pudiendo realizar una trayectoria circular amplia.

Pronación: con el codo flexionado, es el giro hacia dentro del mismo, y debido a un movimiento de rotación interna las palmas de las manos miran hacia abajo.

Supinación: con el codo en flexión, es el giro hacia fuera del mismo, y debido a un movimiento de rotación externa las palmas van a quedar mirando hacia arriba.

Planos y Ejes del Cuerpo

Planos Anatómicos del cuerpo

A la hora de realizar una descripción anatómica o de un movimiento se emplean términos que hacen referencia a los planos imaginarios que pasan a través del cuerpo situado en posición anatómica. Estos planos son:

  • Plano sagital:  es cualquier plano vertical que pasa a través del cuerpo, paralelo al plano medio. El plano sagital que pasa a través del plano medio del cuerpo se llama plano sagital medio y se encuentra en el mismo plano que la sutura sagital del cráneo situada entre los huesos parietales del cráneo.
  • Plano frontal:  es cualquier plano vertical que pasa a través del cuerpo formando un ángulo recto con el plano medio. Divide al cuerpo en una porción anterior y una porción posterior, es decir, delante y detrás. Se encuentra en el mismo plano que la sutura coronal del cráneo que une el hueso frontal con los huesos parietales.
  • Plano horizontal o transversal: cualquier plano que pasa a través del cuerpo formando un ángulo recto con los planos medio y frontal. El plano horizontal divide al cuerpo en una porción superior y otra inferior.

La posición anatómica hace referencia a la posición ideal del cuerpo para realizar las descripciones anatómicas, la cual dice que la persona se encuentra:

  • En posición erecta.
  • Con la cabeza, los ojos y los dedos de los pies dirigidos hacia adelante.
  • Con los talones juntos y los dedos de los pies mirando al frente.
  • Con las extremidades superiores colgando a ambos lados del cuerpo con las palmas de las manos hacia adelante.

Términos de relación y de comparación

Términos de relación: se emplean para describir la relación entre las distintas partes del cuerpo situado en posición anatómica. Estos son:

  • Anterior, Ventral o Frontal: significa más cerca de la superficie frontal del cuerpo.  Por ejemplo, el ombligo se encuentra en la superficie anterior del cuerpo.
  • Posterior o Dorsal: significa más cerca de la superficie posterior del cuerpo.
  • Superior, Cefálico o Craneal:  situado por encima, hacia la cabeza. Es el caso del corazón que está en una posición superior con respecto al diafragma.
  • Inferior o Caudal: significa hacia los pies o parte más inferior del cuerpo. Esto se puede decir del diafragma, que es inferior o caudal al corazón.
  • Medial o Interno:  significa hacia el plano medio del cuerpo.
  • Lateral o Externo: significa lejos del plano medio del cuerpo.
  • Intermedio: significa entre dos estructuras una de las cuales es medial y la otra lateral. Por ejemplo, el dedo anular es intermedio a los dedos meñique y corazón.

Términos de comparación:  se emplean para comparar la posición relativa de dos estructuras corporales.

  • Proximal: significa más cerca del punto de origen de un elemento, como puede ser un vaso sanguíneo, un hueso, una extremidad… De esta forma, el muslo es la porción proximal de la extremidad inferior. En las extremidades, los términos proximal y superior son sinónimos.
  • Distal: significa más lejos del punto de origen. Por lo tanto, el pie se encuentra en la porción distal de la extremidad inferior. En las extremidades, los términos distal e inferior son sinónimos.
  • Superficial: significa más cerca de la superficie de la piel.
  • Profundo:  significa más lejos de la superficie de la piel. Por ejemplo, el húmero es profundo en relación a los músculos y a la piel.
  • Interior o interno: significa más cerca del centro de un órgano o cavidad.
  • Exterior o externo: significa más lejos del centro de un órgano o cavidad.
  • Ipsilateral u Homolateral: significa del mismo lado del cuerpo. Por ejemplo, el dedo pulgar derecho de la mano y el dedo pulgar del pie derecho son ipsilaterales.
  • Contralateral: significa del lado opuesto del cuerpo. Así, la mano derecha y la izquierda son contralaterales.

 Rango de movimiento

El grado de movimiento de una articulación es el rango de movimiento, en inglés Range Of Motion, ROM. El ROM puede ser activo (AROM), que es el rango de movimiento que puede ser alcanzado en un movimiento voluntario, o pasivo (PROM), que es el ROM que se logra con manipulación externa.

Normalmente, el rango articular está limitado por:

  • La articulación de los huesos (como la limitación de la extensión del codo por el choque entre el olecranon, que es bulto del codo, y el cúbito)
  • Por la disposición de los ligamentos
  • Las limitaciones de los tejidos blandos, como ocurre en la flexión del codo y la rodilla.

El movimiento de una articulación puede influir en el rango de movimiento de las articulaciones adyacentes debido a que algunos músculos y otras estructuras de tejido blando cruzan varias articulaciones. Por ejemplo, la flexión de la muñeca reduce la flexión de los dedos porque los músculos que flexionan a ambas cruzan múltiples articulaciones.

Para más información visita la página oficial de Gold Nutricion y de Dietas Deportivas.

Uno de los suplementos el cual ayuda a la recuperación y mejora de las articulaciones:

Chondroitin Glucosamine BioTech USA 60 Capsulas

CHONDROITIN GLUCOSAMINE BIOTECH USA 60 CAPSULAS

El pre-entrenamiento y sus funciones proteína de salmón para el crecimiento muscular e1573904816535 3

 

Ganar músculo y perder grasa a la vez, ¿se puede? tienda nutricion deportiva goldnutricion 5

 

Cerrar Menú
×

Carrito

Abrir chat
Cerrar panel