Las proteínas y su suplementación deportiva

Las proteínas y su suplementación deportiva

Las proteínas se encuentran formadas por cadenas de aminoácidos, y se encargan de cumplir diferentes funciones en el organismo, de tipo estructural, de transporte y enzimáticas.

Los suplementos nutricionales basados en proteínas son uno de los más utilizados en el ámbito deportivo, debido a que se requiere de este nutriente para que se produzca la hipertrofia muscular y prevenir el catabolismo cuando son combinadas con el ejercicio físico.

Proveer al organismo de proteínas es fundamental para que se estimule la síntesis de proteínas musculares por parte de los músculos, y para asegurar la reparación del daño producido en los mismos producido por el ejercicio.

Algunos estudios han comprobado como el consumo de proteínas tras el ejercicio favorece la reposición de glucógeno muscular, además de contribuir a la formación de ATP (a velocidades menores que las ofrecidas por los carbohidratos).

best

Las proteínas son polímeros de aminoácidos unidos por enlaces peptídicos. Una proteína puede contener varios cientos o miles de aminoácidos, y la disposición o secuencia de estos aminoácidos determina la estructura y la función de las diferentes proteínas.

Algunas son estructurales (como el colágeno del tejido conectivo o la queratina que se encuentra en pelo y uñas), otras son enzimas, hormonas…

Las proteínas son el constituyente principal de las células y son necesarias para el crecimiento, la reparación y la continua renovación de los tejidos corporales y esto determina su continua necesidad. Dentro de estos tejidos corporales se encuentran los músculos, siendo esenciales para su crecimiento y reparación tras el ejercicio físico.  

Los aminoácidos de las proteínas

De los 20 aminoácidos que se combinan para formar las proteínas, algunos pueden ser sintetizados por el organismo, por lo que se denominan no esenciales:

  • Alanina
  • Arginina
  • Ácido aspártico
  • Asparagina
  • Cisteína
  • Ácido glutámico
  • Glutamina
  • Glicina
  • Prolina
  • Serina
  • Tirosina

Hay otros, los denominados aminoácidos esenciales o indispensables, los cuales no pueden ser sintetizados por el organismo, por lo que tienen que ser aportados por los alimentos, por la dieta, condicionando su esencialidad. Estos son:

  • Histidina
  • Isoleucina
  • Leucina
  • Lisina
  • Metionina
  • Fenilalanina
  • Treonina
  • Triptófano
  • Valina

Calidad de una proteína

Para valorar la utilidad de las proteínas de los alimentos para mantener y reparar los tejidos, y para llevar a cabo los procesos de crecimiento y formación de estructuras corporales se utiliza el término de “calidad de la proteína”, calidad que se estima utilizando diversas medidas experimentales.

Por ejemplo, el “valor biológico de la proteína” es la proporción de la proteína absorbida que es retenida y, por tanto, utilizada por el organismo. Otro parámetro utilizado es el “coeficiente de utilización neta de la proteína” que, a diferencia del anterior, sí tiene en cuenta la digestibilidad de la proteína, midiendo la proporción de la proteína consumida que es utilizada.

Durante la síntesis proteica deben estar presentes en las células todos los aminoácidos necesarios. Si falta alguno, la síntesis no se llevará a cabo. Por ello, si la proteína ingerida contiene todos los aminoácidos esenciales en las proporciones necesarias para el organismo, se dice que es de alto valor biológico, y que es completamente utilizable.

Por el contrario, si sólo tiene pequeñas cantidades de uno de ellos (lo que se llama el aminoácido limitante), será de menor calidad.

En general, las proteínas de los alimentos de origen animal tienen mayor valor biológico que las de procedencia vegetal porque su composición en aminoácidos es más parecida a las proteínas corporales.

La proteína del huevo y de la leche humana tienen un valor biológico entre 0.9 y 1 (eficacia del 90‐100%, por lo que se usan como proteínas de referencia, un concepto teórico para designar a la “proteína perfecta”).

El valor biológico de la proteína de carnes y pescados es de 0.75 y 0.8; en la proteína del trigo de 0.5 y en la de la gelatina de 0.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que, en dietas mixtas, debido al fenómeno de complementación/suplementación entre proteínas distintas, va a ocurrir lo siguiente: cuando dos alimentos que contienen proteínas con aminoácidos limitantes diferentes se consumen en la misma comida, el aminoácido de una proteína puede compensar la deficiencia de la otra, dando lugar a una proteína de alto valor biológico. Esto es algo que ocurre al complementar legumbres y cereales.

Cerrar Menú
×

Carrito

Abrir chat
Cerrar panel